Razones para refinanciar

Le llevó varios meses (o quizás varios años) ordenar sus finanzas, comprar la casa adecuada y pasar por el proceso de compra de su casa. Hubo altibajos y sintió como si le quitaran un peso de encima cuando finalmente pudo regocijarse por el cierre de su préstamo.

Y ahora es tiempo de volver a abrir ese libro. Si bien puede ser tentador dejar las cosas como están, los oficiales de préstamos de NOVA siempre están buscando oportunidades para que sus clientes reciban mejores tasas o plazos en sus hipotecas. Estas son solo algunas de las razones por las que quizás quiera considerar la refinanciación:

1. Su situación financiera ha mejorado. Si su crédito (o el de un coprestatario) es mejor ahora que cuando compró, es posible que pueda calificar para una mejor tasa. Del mismo modo, si sus ingresos familiares han aumentado, podría reducir el plazo de su préstamo al hacer pagos mensuales más grandes. Este tipo de refinanciación se conoce como refinanciación a tasa y plazo.

2. Las tasas han bajado. A pesar de que su oficial de préstamos estará controlando las condiciones por usted, siempre es una buena idea verificar las tasas actuales. La refinanciación con una tasa más baja puede reducir su interés general o los pagos mensuales, lo que significa que pagará menos durante la vigencia de su hipoteca. Si el valor de su casa ha subido, su relación de préstamo a valor (loan-to-value ratio, LTV) puede haber bajado, lo que posiblemente lo posicione para una mejor tasa, independientemente de las tendencias actuales.

3. Podría usar algo de efectivo. Las refinanciaciones de efectivo le permiten pedir prestado dinero a bajo costo utilizando el capital que ya ha acumulado en su hogar. Si bien su lista de deseos puede ser larga, las renovaciones son una de las principales formas que los propietarios eligen para usar este retiro en efectivo, ya que generalmente aumentan el valor de una casa. También podría destinar este dinero a la jubilación, la consolidación de deudas y los costos médicos/relacionados con la educación. Obtenga más información sobre refinanciaciones de efectivo aquí.

4. Su período de tasa fija ha finalizado. Si su préstamo original es una hipoteca de tasa ajustable (Adjustable Rate Mortgage, ARM), estará sujeto a aumentos en la tasa de interés después de los primeros años de pagos más bajos. Si bien cambiar a una hipoteca de tasa fija podría generar una tasa más alta, le ayudará a evitar futuros aumentos en la tasa. Del mismo modo, cambiar de un préstamo de tasa fija a una ARM podría ser beneficioso si sabe que venderá dentro de unos años, antes de que termine el período fijo. Mire la diferencia entre una ARM y una hipoteca de tasa fija aquí.

En NOVA, sabemos que pone mucho esfuerzo en su casa. Creemos que también debería funcionar para usted. Nunca dude en ponerse en contacto con su oficial de préstamos para obtener el asesoramiento profesional que pueda confiar que será lo mejor para usted. Estamos aquí para ayudar.

Incluso si no es ciudadano de los Estados Unidos, tiene opciones para comprar una casa. Los residentes con permiso de residencia siempre han tenido el mismo poder de préstamo que los nacidos en los EE. UU. y, recientemente, a los residentes no permanentes se les otorgaron las mismas oportunidades de financiamiento que a los ciudadanos, siempre que la casa se use como residencia principal.

Si no es ciudadano de los EE. UU., debe estar en condiciones de demostrar su derecho legal a residir en los Estados Unidos, y su prestamista le solicitará una copia de su visa o tarjeta verde durante el proceso inicial de solicitud de préstamo. Si es ciudadano o dignatario extranjero y desea comprar una segunda casa o una casa de vacaciones, puede hacerlo siempre que pueda proporcionar un pago inicial del 20 al 25 %.

Cuando su oficial de préstamos conozca su situación de compra exacta, podrá encontrar el programa adecuado para satisfacer sus necesidades utilizando los registros de crédito, empleo e ingresos de su país de origen. Por ejemplo, su prestamista puede usar una de las agencias de informes crediticios que tienen acuerdos recíprocos con otros países. Documentarán sus ingresos y activos mediante el uso de una tasa de conversión de divisas publicada. Luego, un traductor traducirá cualquier parte de su documentación que se proporcione en un idioma que no sea inglés, como extractos bancarios, verificaciones de empleo o referencias de crédito.

Su prestamista obtendrá información de crédito de su país por una tarifa nominal. El prestamista puede tardar hasta tres semanas en recibir el informe. Cualquier crédito tradicional o alternativo preestablecido que usted haya utilizado dentro de los Estados Unidos es muy útil y puede ahorrar tiempo. Por ejemplo, es posible que ya tenga una cuenta corriente/de ahorro o facturas de servicios públicos en los Estados Unidos, y estos se pueden usar para establecer su historial de crédito.

Tenga en cuenta que, al tratar de establecer su historial de crédito en los EE. UU., debe tener cuidado de no solicitar una cantidad excesiva de crédito nuevo, ya que el exceso de consultas de crédito nuevas reducirá su calificación crediticia. Solicite asesoramiento a su oficial de préstamos sobre la mejor manera de establecer un buen crédito dentro de los EE. UU.

 

SOLICITAR AHORA

ENCUENTRE UN OFICIAL DE PRESTAMOS