Compras para ciudadanos

Incluso si no es ciudadano de los Estados Unidos, tiene opciones para comprar una casa. Los residentes con permiso de residencia siempre han tenido el mismo poder de préstamo que los nacidos en los EE. UU. y, recientemente, a los residentes no permanentes se les otorgaron las mismas oportunidades de financiamiento que a los ciudadanos, siempre que la casa se use como residencia principal.

Si no es ciudadano de los EE. UU., debe estar en condiciones de demostrar su derecho legal a residir en los Estados Unidos, y su prestamista le solicitará una copia de su visa o tarjeta verde durante el proceso inicial de solicitud de préstamo. Si es ciudadano o dignatario extranjero y desea comprar una segunda casa o una casa de vacaciones, puede hacerlo siempre que pueda proporcionar un pago inicial del 20 al 25 %.

Cuando su oficial de préstamos conozca su situación de compra exacta, podrá encontrar el programa adecuado para satisfacer sus necesidades utilizando los registros de crédito, empleo e ingresos de su país de origen. Por ejemplo, su prestamista puede usar una de las agencias de informes crediticios que tienen acuerdos recíprocos con otros países. Documentarán sus ingresos y activos mediante el uso de una tasa de conversión de divisas publicada. Luego, un traductor traducirá cualquier parte de su documentación que se proporcione en un idioma que no sea inglés, como extractos bancarios, verificaciones de empleo o referencias de crédito.

Su prestamista obtendrá información de crédito de su país por una tarifa nominal. El prestamista puede tardar hasta tres semanas en recibir el informe. Cualquier crédito tradicional o alternativo preestablecido que usted haya utilizado dentro de los Estados Unidos es muy útil y puede ahorrar tiempo. Por ejemplo, es posible que ya tenga una cuenta corriente/de ahorro o facturas de servicios públicos en los Estados Unidos, y estos se pueden usar para establecer su historial de crédito.

Tenga en cuenta que, al tratar de establecer su historial de crédito en los EE. UU., debe tener cuidado de no solicitar una cantidad excesiva de crédito nuevo, ya que el exceso de consultas de crédito nuevas reducirá su calificación crediticia. Solicite asesoramiento a su oficial de préstamos sobre la mejor manera de establecer un buen crédito dentro de los EE. UU.

 

SOLICITAR AHORA

ENCUENTRE UN OFICIAL DE PRESTAMOS